“La Cabaña del Bosque (The Cabin in the Woods)” (2011) de Drew Goddard

La_cabana_en_el_bosque-405481336-large

 

Esta es una de esas películas que sorprendentemente tardan mucho en estrenarse en nuestro país mientras las redes echan humo tratando a la película ya como de culto, comparándola incluso con Scream, con la que guarda algunos paralelismos: Ambas son parodias del Slasher sangriento que se toman en serio, o sea que se ríen de los clichés pero además intentan crear terror, al menos un poco. Ambas son películas auto-conscientes, existen como reflejo de otras películas, eso que llaman homenaje, pero desean tener personalidad propia. Y otro paralelismo importante: Scream fue escrita por el guionista prodigio del cine de terror de finales de los 90, Kevin Williamson, mientras que “La Cabaña del Bosque” esta escrita por Joss Whedon, sin duda alguna el niño prodigio del cine de sci-fi y de terror de los últimos años (con perdón de J.J. Abrams, al que no tengo en mucha estima), y no digo “guionista prodigio”, porque aunque ante todo sea un guionista, ha demostrado ser un buen director, como poco eficiente. Siempre pensé que Kevin Williamson estaba muy sobrevalorado, y creo que el tiempo me dio la razón… Joss Whedon me transmite mejores sensaciones, y además tiene éxitos tan considerables como “Los Vengadores” (2012), pero no se trata del genio que algunos quieren vendernos,  el cine necesita renovar “nombres” para enganchar espectadores y parece que la vitola de genio hoy se vende muy barata, así que considerarlo un genio me parece excesivo, una de esas “enfermedades” que se arreglan viendo mucho cine, pero cine variado, de todos los tiempos y lugares, y entonces puedes situar a Whedon en el lugar que realmente le corresponde. Quizás no sea un genio pero si que se trata de un creador que sabe transmitir su pasión por la cultura pop: ciencia ficción, terror, western, aventuras, superhéroes, musicales, acción,… su trabajo transmite la sensación de que disfruta haciendo lo que hace, que ama los temas que trata, y así es casi inevitable hacer disfrutar a los que son tan frikis como él, que cada vez son más (y que tan deseosos están de encontrar apóstoles). El éxito de “La Cabaña del Bosque” en USA y que con toda seguridad también se repetiría en nuestro país si tuviera una publicidad mínima, es gracias a eso mismo, a que la película manipula todos los clichés del genero dándoles sentido “real” y convirtiendo la película en una especie catalizador pop del cine de terror repleta de guiños, cuando no codazos, al espectador, al fan, así la película tiene todos los tópicos que se pueden esperar: Un grupo de jóvenes con más cliché que personalidad que nada más verlos deseas verlos morir de una forma cruel y especialmente sangrienta (la rubia tonta que solo piensa en el sexo y que su función en la película es mostrar sus pechos, el deportista de buen corazón, el amigo porrero gracioso, el chico estudiante que es majísimo y, como no, la chica recatada que siempre es la que se salva o la última en morir), encuentros con extraños personajes de la América profunda que dicen cosas sin sentido con acento cerrado mientras amenazan a los personajes y escupen asquerosamente al suelo, una cabaña abandonada en medio del bosque que da grima solo de mirarla, una habitación oscura que en la que evidentemente se esconde algún secreto terrorífico (en realidad muchos)… solo hay una cosa que rompe el cliché, que están vigilados en una especie de “Gran Hermano del Terror”… la historia parece en principio una mezcla entre “Matanza en Texas”, “ Posesión Infernal (Evil Dead)” y “La Noche de los Muertos Vivientes” y reality show, para desembocar en… mejor lo veis vosotros… La sensación viendo la película, tanto en su desarrollo como en su final es que tanto guionista como director eran demasiado conscientes que querían hacer una película de culto, como si fuese un producto que naciese con ese fin concreto, un film de culto prefabricado, una especie de IKEA de la cultura friki pop del cine de terror reconvertida en película.

La_cabana_en_el_bosque-998518208-large

La película esta bien realizada, aunque en algunos (muchos) de los efectos especiales del final se nota demasiado el CGI, pero la sensación es que esta realizada con verdadero interés, que intenta conseguir lo máximo con las posibilidades que tienen a su alcance. Los homenajes al cine de terror son continuos (e incluso los hay a la literatura, con cierto aire Lovercraft en su desenlace), y hará las delicias de todos los aficionados, y ese es el verdadero éxito de la película, que los frikis están en tal estado de éxtasis con esa borrachera de referencias, guiños y muertes sangrientas, que la mayoría perdonarán (ni verán… o mejor dicho, no querrán ver, ni admitir) los excesivos agujeros de un guión que desemboca en un climax delirante, gratuito y cuya principal “virtud” (cualidad… que no calidad) es el exceso desmedido. Los fans de Joss Whedon seguirán admirándolo y creyendo que es un dios (solo por ser el creador de “Firefly” puedo hasta comprenderlos), y sumarán el nombre de Drew Goddard al olimpo como gran apóstol, esperando futuros trabajos del tandem (y aun más de Joss Whedon en solitario, no nos engañemos) con pasión. A los que no les guste el terror, los que quieran una buena historia con un guión solido, con personajes tridimensionales bien estructurados y desarrollados, no tendrán tan buena opinión, porque en realidad se trata de un argumento tontorrón y una historia vacía y superficial, todo en ella es efervescente, desde su supuesta crítica a los reality shows televisivos y hasta donde son capaces de llegar, como en su homenaje al cine de terror, todo es tan gratuito y pobremente desarrollado que se queda en un refresco chispeante que hace cosquillas en la garganta y poco más. Creo que hacer una auto-parodia/homenaje del cine de terror jugando con sus clichés no es tan original, ya era eso “La Comedia de los Horrores” de Tourneur o “El Jovencito Frankenstein” de Mel Brooks, y por si fuera poco en los últimos años otros han hecho películas con ese mismo espíritu de homenaje cinéfilo pero con mejores resultados, pienso por ejemplo en las divertidísimas y gamberras “Zombies Party (Shaun of the Dead)” o “Tucker & Dale vs Evil”, aunque ambas flojean en su desenlace, sobretodo la segunda, como vuelta de tuerca del género son más afiladas, certeras, corrosivas e ingeniosas. Lo que no se puede negar es que como película de entretenimiento “La Cabaña del Bosque” funciona endiabladamente y hará disfrutar como niños a la mayoría de los aficionados al cine de terror, contentando con alegría a los fans de Joss Whedon ya convencidos de antemano.

Raúl Ruiz Serna

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s