Opinión: “X-Men: Días del Pasado Futuro (X-Men: Days of Future Past)” (2014) de Bryan Singer

 

Cuando acabé de ver “X-Men: Días de Futuro Pasado” tenía un regusto agridulce, por un lado me había parecido una buena película de entretenimiento, pero por otro no me parecía una gran película y me temo que voy a tener que oír/leer lo increíblemente buena que es hasta el agotamiento, hasta que me hierva la sangre ante tanta insistencia. Ante todo es una película que va a satisfacer a los fans, es un: “esto es lo que queréis y aquí lo tenéis” en toda la regla, y en ese sentido es honesta y sin duda funciona… pero no, NO ES UNA OBRA MAESTRA, y aquí sale el niño repelente que llevo dentro, y empiezo a compararla con el cómic, y es que el cómic si que lo era, y os prometo que no voy a profundizar en la comparación, pero digamos que en el cómic tienes la sensación que las peleas entre tíos en mallas es una excusa para hablar de temas mayores, como el racismo y la xenofobia (transformada en el resultado de la fobia a los mutantes) y en la peli uno tiene la sensación que el argumento sobre esa fobia a los mutantes es una excusa para fardar de efectos especiales y escenas de acción super-molonas… pequeña pero importante diferencia de concepto.

A que como película de entretenimiento funciona muy bien, hay que añadir que tiene algunas escenas espectaculares, como una protagonizada por un Mercurio/Quicksilver post-adolescente que es puro lucimiento de efectos especiales y que es lo mejor de la película, también es todo un acierto el in crescendo dramático, que te tiene agarrado hasta casi el último momento, entrelazando diferentes acciones al mismo tiempo con más habilidad que el sobrevalorado Nolan (y sin ser tan pretencioso), no abusa de los superpoderes, e intenta (y hasta cierto punto consigue) desarrollar un buen argumento más allá de los efectos especiales y las peleas superheroicas, con una trama relativamente elaborada.

¿Cuales son sus puntos débiles? Pues tiene unos cuantos. Como ocurre con estás películas con viajes en el tiempo las paradojas temporales son un poco “porque yo lo valgo”, y le sigues la corriente porque la película no está tan mal, pero vamos, podía haber quedado más redondo. Otro problema es que hay muchos personajes que los que no sigan (o hayan seguido) los cómics no van a conocer, no se explica nada de ellos, ni de sus personalidades, ni orígenes, ni poderes, los ves ahí pegando hostias y luciendo efectos especiales, y si no eres lector de cómics pues dices “guau que chulo… pero ¿quién es ese? ¿y esa otra?”, apenas se profundiza nada en ellos, ¿qué digo profundizar?, es que ni tan solo nos dicen nada de ellos, vamos, que ni de forma superficial… y luego las historias de los personajes que si que tienen mayor peso son muy tópicas y previsibles (como la de Charles Xavier y su crisis personal, el comportamiento de Mística/Raven), muy prescindibles (el papel que desarrolla La Bestia lo podría haber desarrollado cualquier otro personaje y hubiera sido lo mismo pero con otros efectos especiales) o un poco inverosímiles (¿de verdad había que liberar a Magneto? ¿había alguien que dudaba que la iba a liar?, es que la lía sin haberle dado tiempo a ayudar a los protagonistas ni una sola vez…  en otras palabras, por mucho que le quieran meter un argumento más maduro y complejo, si lo haces a base de tópicos de guión, personajes planos y decisiones inverosímiles que hacen que la trama avance… pues lo que consigues es una americanada de las de siempre, eso sí, con un argumento superior a la media (no tanto como dirán los fans… que los hooligans son así, lo exageran todo) y con unos efectos especiales y sentido del espectáculo de primer nivel.

Hace gracia encontrarse con Tyrion… ups, digo… con Peter Dinklage, que parece que no se puede hacer ninguna película de éxito si él no aparece (y lo digo de broma, pues me parece un gran actor, al que he visto en pelis desde los 90… y siempre he pensado que lo hace muy bien), es paradójico que sea un enano el obsesionado con acabar con los mutantes, ya sabéis, monstruos de la alteración genética, un poco de humor negro encubierto nunca viene mal… y no deja de ser interesante la mezcla de la vieja formación de la trilogía de X-Men con los de la Primera Generación en un reparto de campanillas plagados de estrellas (aunque la mayoría un poco desaprovechadas).

Lo dicho, fans, pedazo de fans, la peli os va a gustar, la han filmado para vuestro goce, y Bryan Singer sabe lo que queréis y os lo da, y os vais a quedar contentísimos… los que no sean aficionados a los super-heroes no les gustará tanto, aunque es posible que la aguanten mejor que otras de este mismo subgénero. No deja de ser otra película Marvel de gran presupuesto, buen sentido del ritmo, argumento aceptable, con pequeñas incoherencias que se le perdonan,  algo carente de personalidad propia, pero muy espectacular y notable alto como película de entretenimiento.

Raúl Ruiz Serna

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s